Seleccionar página

Las técnicas de terapia respiratoria apoyan a quienes viven con algún padecimiento relacionado con la respiración y los pulmones. Sin embargo, es importante que nosotros mismos cuidemos de nuestra salud y realicemos pequeñas actividades que ayuden a que la terapia tenga mayor éxito.

Por ello, compartimos algunos ejercicios que pueden ayudar a mantener los pulmones limpios:

• Realizar respiraciones profundas puede ayudarte a fortalecer tus pulmones.
• Estando de pie y con las piernas ligeramente separadas, respira de forma profunda unas 5 veces inhalando y exhalando por la nariz.
• Luego respira unas 8 veces inhalando por la nariz profundamente y exhalando por la boca lentamente hasta que estén completamente vacíos tus pulmones.
• Después procede a inhalar por la boca de forma profunda hasta que estén bien llenos de aire tus pulmones, expulsa el aire por la boca de varios suspiros hasta que sientas que no queda aire en tus pulmones. Esto debe producir una leve contracción en tu estómago.
• Inhala aire por la nariz hasta que tus pulmones estén llenos, luego reten el aire inhalado por 5 segundos, contando los segundos lentamente en tu mente. En este momento todas las células de tu cuerpo estarán completamente oxigenadas.
• Exhala de forma profunda por la boca el aire que tenías retenido hasta que se vacíen tus pulmones totalmente.